miércoles, 31 de marzo de 2010

PREPARÁNDOME PARA SEMANA SANTA



Porfín llegó el fin de semana largo por semana santa y estoy alistando la maleta, comprando las últimas cosas para llevar al campo y olvidarme del trabajo, al menos por unos días.

Serán cuatro, si, cuatro días de descanso para caminar en el campo, respirar aire puro, ir de cacería, comer uno que otro animalito de la zona y pasarla bien.

Ojalá y la gran parte de los que nos estamos animando para ir puedan ir y pasar un gran momento en familia.

Desde hace unos cuatro o cinco años ya se nos ha hecho costumbre ir a pasar la semana santa al campo. Asi que Santa Rita allá vamos.

P.D. Prometo colgar una buena cantidad de fotos a mi regreso. ;-)

PERRO QUE DUERME MUCHO, VIVE POCO



Es lo que solía decir mi madre cuando, de chicos, mis hermanos y yo dormíamos mas de la cuenta. Aquella frase se quedó grabada en mi mente cuando era un niño y con el pasar de los años lo recuerdo gratamente por las ocurrencias que tenía y tiene mamá.

Tomé tan en serio esa frase que cuando tenía un perro en casa, casi todo el tiempo, me angustiaba verlo dormir plácidamente por largos ratos. Lo más jocoso es que despertaba a mis perros a cada momento, mientras ellos se levantaban confundidos, me miraban de mala gana y se iban a dormir a otro lado, yo me sentía orgulloso al haberle dado unos minutos o quizá unos meses mas de vida.

Pensamientos de niños, no?

lunes, 22 de marzo de 2010

OTOÑO Y SUS AGRAVIOS


El tiempo se pasa volando y ya llegamos a otoño. Estos días son particularmente agradables para quien les habla, porque la sensación de calor de este verano que hemos pasado ha sido realmente fuerte.


Pero no todo es color de rosa, pues hace unos días los fuertes vientos hicieron estragos en mi ciudad. El sábado 27, una antena (repetidora de tv) de una altura aproximada de 100m cayó al suelo. Afortunadamente no causo ningún daño a persona alguna, pero si algunos destrozos en las propiedades aledañas.



Antena caida



Otro de los efectos que pude observar y lamenté no poder hacer nada, es cuando un viento fuerte levantó el recipiente de una humilde vendedora de 'chochos' (Lupinus mutabilis) y lo lanzó al medio de la via, para su mala fortuna el semáforo cambio de rojo a verde y un taxista aplastó su ya maltrecho recipiente. Pobre 'chocherita'.







Señora vendedora de 'chochitos'