miércoles, 31 de marzo de 2010

PERRO QUE DUERME MUCHO, VIVE POCO



Es lo que solía decir mi madre cuando, de chicos, mis hermanos y yo dormíamos mas de la cuenta. Aquella frase se quedó grabada en mi mente cuando era un niño y con el pasar de los años lo recuerdo gratamente por las ocurrencias que tenía y tiene mamá.

Tomé tan en serio esa frase que cuando tenía un perro en casa, casi todo el tiempo, me angustiaba verlo dormir plácidamente por largos ratos. Lo más jocoso es que despertaba a mis perros a cada momento, mientras ellos se levantaban confundidos, me miraban de mala gana y se iban a dormir a otro lado, yo me sentía orgulloso al haberle dado unos minutos o quizá unos meses mas de vida.

Pensamientos de niños, no?

No hay comentarios: