viernes, 26 de febrero de 2010

LA NUEVA OFICINA


Hace ya casi cerca de un mes estamos instalados en nuestra nueva oficina en la ciudad de la eterna primavera. Hemos caminado un largo camino para conseguirla, hasta que finalmente ya nos instalamos.


Conseguido el local, ahora tocaba el amoblado completo. Empezamos con algunas cosas (casi nada) de los muebles que habíamos comprado para nuestra improvisada oficina en al norte (La cuidad de las conchas negras), en la cual solo teníamos un minúsculo escritorio y un pequeño estante también.


Recorrimos varias tiendas en la búsqueda de los escritorios. Había de todo tipo y de muchos precios, claro está que casi ninguno se ajustaba a nuestras necesidades y menos a nuestro presupuesto.


En una de las tiendas estuvimos transando tres veces. Pidiendo rebaja sobre la rebaja de la rebaja y estuvimos a punto de firmar un pre-contrato para mandar a confeccionar nuestros escritorios. Al rato, me di cuenta que los precios que íbamos a pagar por los escritorios eran demasiado elevados y no estábamos en las circunstancias de gastar el dinero tan fácilmente, así que me propuse en diseñar, y ensamblar nuestros escritorio, ya que disponía del suficiente tiempo para hacer todo este trabajo.


Siete días después, estuvimos usando unos escritorios a nuestra medida, amplios, únicos y sobre todo a un inmejorable precio.


Conversé con algunos amigos que están en el extranjero para ver si me traían algún presente para adornar la oficina. Nuestras paredes aun lucen vacías y necesitan un poco de vida.


El clima aun sigue un poco caluroso y la oficina se calienta bien. Esperamos con ansia la llegada del otoño para pasarla mucho mejor con sus cafecitos y tostadas por las tardes.


En cuanto a las expectativas laborales, puedo comentar que estamos trabajando en varios proyectos (licitaciones) para obras con el estado. Tenemos en este momento una obra en Lima y estamos tratando de cubrir nuestra capacidad máxima de contratación.


Bueno, os dejo por hoy y espero redactar entradas mas seguidas de las que estoy realizando actualmente. El tiempo es un tirano.


Saludos.

No hay comentarios: