martes, 1 de marzo de 2011

FEBRERO SE FUE VOLANDO



Casi como sin darse cuenta y con las preocupaciones, ilusiones, desilusiones, viajes y demás trajines que tuve al inicio de este 2011 se terminó el mes más corto del año.

Lo bueno que se terminó el trabajo en Ayacucho y ahora me encuentro disfrutando de mis vacaciones (No pagadas, pero vacaciones al fin y al cabo).

Quiero ir a pescar, pero el mar sigue movido y no hay con quien ir. Esperaré unos días más para retomar esta actividad que me distrae en ciertos momentos.

Admito que estoy terminando un ciclo de trabajo que me ha dejado experiencias valiosísimas y me ha ayudado a tener mucho cuidado con personas que te rodean.

Sólo agradezco a Dios y a mis familiares por el apoyo que tengo en todo momento.

No hay comentarios: